martes, 15 de mayo de 2012

Cueva de recuerdos



Se refleja una mirada,
se refleja en el cristal
frío cristal de aquel escaparate.

En el bosque de sus ojos
ya germina la esperanza,
las crisálidas darán a la vida
el color de nuevas mariposas,
la tierra recibe el abono
de nuevos sueños.

Lágrimas,
lágrimas crearon un inmenso lago
que guarda en su profundidad,
una cueva llena de recuerdos
tesoros siempre secretos,
con las puertas cerradas al olvido.


A.A.M. © 2012

6 comentarios:

  1. A veces pienso que la poesía solo se sustenta en el débil andamiaje de los recuerdos y los deseos.
    Bello poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que vuelva a germinar la esperanza y que triunfen las nuevas mariposas que traen nuevos sueños. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A veces yo también lo creo Juan.

    Gracias otro abrazo para ti

    ResponderEliminar
  4. La primavera siempre vuelve, aunque no nos encuentre.

    Un abrazo Juanjo

    ResponderEliminar
  5. Hermoso poema Ana, esperanza, tenía que tener nombre de mujer, las que guardan el secreto de la existencia en sus genes, son las reinas, después llegamos los zánganos intentando abrir esas puestas del olvidado, para arrasar con los tesoros que haya dentro.

    De vez en cuando, debemos comentar algo “gracioso” para arrancar aluna sonrisa inesperada.

    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
  6. Un beso Diego, gracias y una sonrisa siempre

    ResponderEliminar