viernes, 4 de mayo de 2012

Miro tu ventana



Oscurece este día,
oigo mis pasos
con la sensación nostálgica
de silencios y ausencias,
un gorrión con las alas caídas
lucha por volar,
intenta remontar el vuelo
para reencontrarse con sus recuerdos
y el calor de ese abrazo que abrigue
tanta tristeza.

Miro tu ventana.


(A.A.M.) © 2012



10 comentarios:

  1. hermoso poema, cosa mala la tristeza.
    Cada vez es más difícil enviar comentarios y escribir entradas, este nuevo blogger no me gusta, no me apaño con las imágenes, en fin, perdón por la perorata, feliz día

    ResponderEliminar
  2. Que la ventana que miras tenga los postigos abiertos, por donde escapen alegres pájaros de luz, junto con los malos recuerdos.
    Aquí tienes mi amigable abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una ventana es un lugar que se abre al mundo. Precioso poema.

    Un beso

    Juanjo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ismael, a mi tampoco me gustan los nuevos cambios

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias Juan por ese abrazo, me temo que esa ventana ya nunca más se abrirá, aunque yo no pueda dejar de mirarla al pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias Juanjo, me alegra que te guste, por desgracia hay ventanas que ya nunca se abrirán.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Lo que nos dan de si las ventanas, despedidas, figuras que al irse acercando nos sacuden el corazón, Ana yo también tengo ventanas a las que miro y un no sé que me sacude el alma, muy hermoso tu poema.

    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  8. Gracias Diego, es inevitable que sacuda el alma observar una ventana que ya nunca te devolverá esa imagen tan amada, aunque no puedo evitar siempre mirarla.

    Me alegra que te guste, otro abrazo para ti es una pena ese blog cerrado

    ResponderEliminar
  9. A veces es más facil pasar por otra calle... o tal vez mirar al suelo... esas entradas al pasado duelen. Besos.

    ResponderEliminar