martes, 12 de marzo de 2013

Bailando con sueños





Vuelvo
cuando la quietud
puebla lo eterno,
vuelvo y bailo con aquel sueño,
a mitad de camino
entre la arena caliente del desierto.
Busco refugio en el abrazo
del pasillo estrecho de las pirámides,
y busco también el amparo
de los colosos que susurran nombres
con la ayuda del viento.

Gira y gira mi alma en contra del tiempo
y respiro este aire denso de recuerdos.

Regreso, siempre regreso
a bailar con aquel sueño.


(A.A.M.) © 2013

8 comentarios:

  1. Esos rebeldes remolinos de la volundad, buscando el recuerdo...
    A veces, es tan bello regresar...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no se regrese jamás. Un beso Magda, muchas gracias

      Eliminar
  2. Hermoso poema que atraviesa el túnel del tiempo viajando hacia el ayer para imbuirse de sueños que abrazan lo más profundo de uno mismo.

    No se puede vivir de los sueños pero, a veces, recordar llena tanto.

    Un abrazo, Ana, y gracias por deleitarnos con tus letras.

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni se puede, ni se debe vivir de los sueños, la vida es lo que tocamos, lo que sentimos, lo que abrazamos, los recuerdos siempre están observándonos, pero son eso, recuerdos.

      Mil gracias Fina un abrazo

      Eliminar
  3. El verso y el corazón se alegran, cuando se recuerdan los tiempos felices.
    Tus versos, como siempre, bellos y atinados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se alegran, aunque sean tiempos sin retorno, pero forman parte de ese camino del que aprendemos.

      un abrazo Juan y muchas gracias

      Eliminar
  4. Versos llenos de nostalgias, de regresos y de recuerdos. Un beso

    ResponderEliminar