lunes, 28 de noviembre de 2011

ME DEJARÉ ACARICIAR POR EL VIENTO





Me iré despacio
con la complicidad
de estas hojas de otoño,
que rendidas se abandonan
a mis pies.

Me dejaré acariciar
por el viento de la tarde,
en ese camino de añoranzas.

Vuelan a mi paso
susurros
palabras
recuerdos,
vienen conmigo
en este vagabundear sin rumbo.

Me dejaré acariciar
por el viento,
para que me olvide el tiempo
y me cure de estos momentos,
barriendo del pensamiento
tristezas y desamparos,
en esta soledad de las aceras de mi alma.

Alguien sintiéndome perdida
saldrá a buscarme,
con los mismos ojos de ayer
y me acurrucará en su abrazo;
un beso se beberá esa lágrima
esa lágrima que no quiero mostrarle.

(A.A.M. © 2011)

Imagen : C.Crespo

8 comentarios:

  1. Ese poema otoñal, con el frontispicio de la bella fotografía de C. Crespo, nos deja con el regusto del amor perdido y la alegre esperanza final de que ese amor renazca y las lágrimas de agradecimiento se muestren sin reserva.
    Mi deseo es que se pueblen de risas las aceras de tu alma.
    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, melancólico, nostálgico, muy en consonancia con la estación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Pecioso poema y precioso final. Siempre hay alguien dispuesto a ese abrazo necesario.Felicidades a Carlos por la foto, es muy toñal. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Juan..... que grande me viene esa palabra que es tan bonita pero a la que yo no llego, gracias por tus buenos deseos siempre para mi, esas aceras siempre están llenas de risas y de lágrimas es lo que tiene ser un poco extrema en todo y la vida te va dando de todo un poco, pero lo mismo que muestro la risa, muestro la lágrima sin pudores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. El otoño es lo que tiene Tomás que nos remueve recuerdos y momentos, esos que a uno le ayudan a crecer y a seguir.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias Juanjo, afortunadamente siempre hay alguien dispuesto a ese abrazo que reconforta y que es tan necesario al menos para mi.

    Le vamos a nombrar a Carlinchis fotógrafo oficial de otoño

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ana ,sujeta la lágrima no vaya a ser que se escape ,aunque bien pensado ,compro poema de viento con lágrima de autora incluido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Soy incapaz de sujetar las lágrimas, de manera que andan por ahí humedeciendo tierra.

    Gracias por esas palabras Diego un beso

    ResponderEliminar