domingo, 23 de octubre de 2016

Demasiado tarde





Su mirada en esa tarde
la última,
fue larga,
hablaba por su intensidad,
lo mismo que su abrazo.

En ese pequeño instante,
fuimos capaces de decirnos
más cosas que en toda una vida,
pero...
era ya demasiado tarde para todo.

©AnaAgudo

2 comentarios:

  1. Decía el poeta "que toda la dicha cabe en una lágrima" Y también entiendo que toda la impotencia en un abrazo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. nunca es demasiado tarde cuando la dicha es buena y se recuerda.
    quizás se puede volver a ser aunque no
    de la misma manera

    ResponderEliminar