martes, 19 de abril de 2011

Y NO COMPRENDES NADA...





Aquel día luminoso de Octubre
al abrir tus ojos a este mundo,
alguien te robó las alas
trazando para ti un camino tortuoso
sin vida
sin destino.

Se encierran en tu mirada
mil derrotas,
miedos
nubes negras

y no comprendes nada,

en esa oscuridad de tu alma de niño
que no sabe crecer
que no quiere crecer,
gritas al mundo tu silencio
ahogado de pérdidas y más pérdidas,

Y no comprendes nada
y nadie comprende nada
y nadie consigue nada.

Me muero contigo
me mata tu angustia
y no tengo la palabra para dar forma
a tanto y tanto dolor
a tanta impotencia
a tanta injusticia.

Hay veces que en el fondo de tu mirada ausente
percibo el brillo de aquel niño
que un día se dormía en mis brazos
mientras sus deditos recorrían mi cara.

Quiero darte esa paz que necesitas
calmar la ansiedad que te destruye,
los demonios que te están matando
y que me dejes ser tu abrazo otra vez,
tu consuelo,
aunque no comprendas ya nada,
aunque yo me muerda los labios
y siga sin comprender nada.

Dame tu mano
sal de esa habitación coraza
vamos a buscar tus alas.

(A.A.M.) (c) 2011



Te quiero Marcos,
ojalá el cariño consiguiese devolverte el color a la mirada

8 comentarios:

  1. Ante los sentimientos de una madre, el comentarista no tiene nada que decir. Solo quiere que el respetuoso silencio sirva como consuelo al dolor y la pena.
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estar Juan, no es mi hijo, pero como si lo fuera, una negligencia médica en el momento de parto marcó su existencia, gracias por tu consuelo la pena es mucha para toda la familia.

    Otro abrazo muy fuerte y de nuevo gracias

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo muy fuerte. Precioso poema nacido del amor y del dolor. Un beso

    Juanjo

    ResponderEliminar
  4. Otro para tí Juanjo, sabes bien que del más inmenso amor y del más inmenso dolor regado de impotencia. GRacias muchas gracias mi querido amigo

    Anuska

    ResponderEliminar
  5. Ayyyy Ana,mientras te leía,rodaban por mis mejillas dos lagrimas...percibo tu gran pena y también tu gran amor.Un abrazo.
    Isa.

    ResponderEliminar
  6. Un beso Isa y muchas muchas gracias, siempre te siento cerca

    Ana

    ResponderEliminar
  7. A la belleza que siempre le pones a lo que escribes, unes un AMOR con mayúsculas que conmueve, precioso y al mismo tiempo doloroso canto. Me quedo con tu ojalá. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Yo también me quedo con el ojalá Rafa, me gusta esa palabra, me abre un camino a la esperanza.

    Gracias el cariño que siempre me dedicas con tus palabras, un beso

    ResponderEliminar