viernes, 28 de junio de 2013

A volar






Tuvo siempre los pies en el suelo,
firme en las realidades,
pero nada logró encadenarla jamás,
desde el mismo día que aprendió a volar.


A.A.M. © AnaAgudo

4 comentarios:

  1. Se puede volar, aun quedando en tierra firme...
    Eso nos salva. Besos Ana.

    ResponderEliminar
  2. Eso nos salva siempre

    Muchos para ti querida Magda

    ResponderEliminar
  3. Se puede volar cuando, con los pies en la tierra, uno mismo se toma a la ligera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que importante es tener los pies en el suelo! ¿verdad?

    ResponderEliminar