martes, 30 de abril de 2013

Te he visto sonreír




El gris había inundado
cada rincón,
cada esquina,
cada vida.

Hoy he buscado mis acuarelas
y he vuelto a poner color
a todas tus margaritas,
y alas a los gorriones
de tu ventana,

Te he visto sonreír.

(A.A.M.) © 2013

6 comentarios:

  1. Nada mejor que la primavera para que el arco iris se olvide de los colores tristes.
    Muy bello el poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, cualquier estación es buena para poner color a la tristeza

      Un beso

      Eliminar
  2. Cuando una persona es capaz de regalar primavera a quien vive en el invierno, ese gesto se llama generosidad, tal vez amor, tal vez amistad, tal vez...

    Abrazos, Ana

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina este poema de alguna manera es regalarme color a mi y a mi familia, pintando esas margaritas que tanto le gustaban a mi madre y los gorriones que acudían a su ventana, a ella no le gustaría vernos tristes, aunque su pérdida esta siendo dura, muy dura. Ella siempre sonreía.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Pues si, ya sabes que a mi me gusta el color en todo, mi ropa siempre es colorida y sobre todo intento no ser gris en nada, pero en fin a veces la vida se pone oscura y cuando reacciona uno, pues nada a poner de nuevo color.

      Un beso y un abrazo Juanjo, gracias

      Eliminar