viernes, 15 de febrero de 2013

Nunca más aquella mirada




Y no volví a encontrar su mirada
la busqué y la busqué
por las calles aquellas,
al doblar una esquina,
al cerrar una puerta
en cada despedida,
en todas las letras que leí,
en todas las noches que soñé,
en todos los sueños que inventé
y en la luz de todas las estrellas.

Se perdió la esencia
de aquella mirada.

(A.A.M.) © 2013














8 comentarios:

  1. Una mirada puede ser un instante, y ese instante irrepetible. O puede ser el recuerdo de unos ojos que nos llegan dentro y esos son difíciles de olvidar y cuando se pierden no suelen volver y hay que vivir con el recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Juan, siempre queda el recuerdo

      Eliminar
  2. Bonito poema de miradas, de luz y de estrellas

    ResponderEliminar
  3. Una mirada perdida tras ese horizonte que no se puede alcanzar quedando sólo los recuerdos de sus palabras, porque una mirada siempre es mar hecho palabra, amiga mía.

    Un abrazo y gracias por deleitarnos con tus letras, Ana

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Fina.... nos quedan las palabras de aquellas miradas.

      Un abrazo y gracias a ti

      Eliminar
  4. Cuando unos ojos cambian su manera de mirar... qué linda emoción, o qué doloroso... Pero la esencia siempre queda en el recuerdo... oculta... pero queda.
    Besos Ana.

    ResponderEliminar
  5. Queda Magda, siempre queda

    Besos preciosa

    ResponderEliminar