martes, 8 de febrero de 2011

ZARZA DE SILENCIO



¿Se habrán borrado las pisadas?
¿Añorarán aquellos muros
el aliento de los besos?.

Sólo se que ahora llueve,
llueve desde dentro,
se han ahogado las palabras
los sueños y los proyectos,
y el latido dual en el corazón
de los versos.

Busco tu mirada cálida
la de siempre,
mi refugio
en la zarza punzante de este silencio.

(A.A.M.)(c) 2011

10 comentarios:

  1. Precioso poema. Por mucho que llueva, por mucho que el agua anegue todos los rincones, las palabras jamas se ahogaran. No lo harán porque sus alas las hacen libres para volar.

    Un beso ANUSKA

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanjo, me encanta encontrarte por aquí y que te gusten mis pequeñas cosas, yo creo que de alguna manera sí se ahogan y tambien los sueños y las ilusiones, aunque quizás con nuevos impulsos puedan resurgir al abrazo de una mirada.

    Gracias mi granamigodelalma, como siempre mi cariño intacto para tí

    Anuska

    ResponderEliminar
  3. Precioso.
    Que angustia mas grande añorar
    los besos de un amor lejano.

    Espero que tu lápiz y papel jamas se
    consuman.

    un beso.

    ResponderEliminar
  4. A veces la lluvia amenaza con anegar cada rincón de nuestra alma, pero siempre escampa y comprendemos que ese agua que ha corrido por nosotros ha servido para limpiarnos por dentro para poder mostrarle nuestra mejor cara a la luz del sol.

    Abrazos Ana.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Epifanía, yo también espero que no se consuman, gracias por tu visita, un beso

    ResponderEliminar
  6. Así es Tomás, a veces es un doloroso depurativo para volver a ver la luz

    Un abrazo y muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. puede haber de todo en el silencio, más incluso que entre el ruido...

    gracias por tu comentario y sé bienvenida cuando quieras a mi barrio
    por mi parte, decirte que yo me pasaré por aquí de vez en cuando... me han gustado mucho tus palabras y tu estilo, y no sólo en esta entrada

    un abrazo, besos

    ResponderEliminar
  8. La lluvia desde dentro ahoga.

    Y aunque mueran las ilusiones, los sueños...yo siempre te diré lo mismo, es importante no perder la esperanza. Con el tiempo los recuerdos no desaparecen, pero duelen menos.

    Me ha encantado lo sencillo y profundo de "busco tu mirada cálida, la de siempre"...
    Un besazo, Ana

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu visita y tu comentario Allan, a mí tambien me gustó lo que leí de manera que seguiremos leyéndonos, el silencio está siempre lleno.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias Aurora, sí ahoga, pero también libera y limpia para volver a ver con claridad los amaneceres con el color de la esperanza, hay miradas que siempre están, que siempre estarán.

    Un beso grandote

    ResponderEliminar