jueves, 17 de febrero de 2011

UNA MAÑANA



Una mañana se hirió de muerte un sueño,

otra mañana,
perdió una lágrima y ya no volvió más,

otra mañana,
ya no buscó nada,

otra mañana,
se quedaron prendidos los recuerdos
en el hilo de aquella tela de araña morada,

otra mañana,
la vida siguió su camino en singular.

Ya nunca primera personal del plural.

A.A.M.(c)2011

8 comentarios:

  1. Muchas veces siento que el "nosotros" nos termina manejando de una manera incorrecta, de alguna manera siento como la perdida de libertad...pero es una idea personal que se me vino a la mente con esto...
    El texto me transmite como una entrega constante aun después de haberlo dejado...
    Como siempre un gusto leerte...
    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. Un placer de poema. Un poema que reproduce tus nostalgias y tus sentimientos. Son duras las mañanas en las que ya no se busca nada. Un beso y enhorabuena por el poema.

    Juanjo

    ResponderEliminar
  3. todo empieza con un sueño, y acaba de verdad... "maldita sea la primera
    persona del plural"

    un abrazo, dos besos
    au revoir, ana

    ResponderEliminar
  4. Un poema lleno de melancolía. Nunca hay que dejar de buscar (no comparto esa idea de que las cosas llegan sin hacer nada para ello).Hoy no estoy de acuerdo con mi súper Allan, "bendita sea la primera persona del plural".
    ...no hay cuerpo que aguante tantas mañana así...
    Un abrazo grande, Ana

    ResponderEliminar
  5. Gracias Anabel por tu visita y por tus palabras

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias Juanjo, sí son duras esas mañanas y el camino hasta llegar a ellas es tremendamente duro también, pero la vida siempre se abre camino.

    Un beso muy grande mi querido amigo

    ResponderEliminar
  7. Gracias Allan, yo tampoco estoy de acuerdo con la maldición jajaja, es maravilloso vivir en esa primera persona del plural, siempre que sea de verdad, poder compartir y a la vez ser uno mismo en singular.

    Un beso au revoir Allan

    ResponderEliminar
  8. Nunca hay que dejar de buscar, aunque hay cosas que dejan de buscarse ya que nunca serán, pero dejar de buscar de conocer, de caminar, nunca.
    Apoyo eso de "bendita la primera personal del plural" y sí, se aguanta el proceso y uno sale fortalecido.

    Otro abrazo grande para tí Aurora

    ResponderEliminar