viernes, 22 de noviembre de 2013

Nada





Nada,
nada se va,
nada se acaba en mi.

Danza furtivo el viento
con las hojas de este otoño,
danza sin fin, por el fin.

Cuando entre sombras
veas al tiempo ir mordiendo
las letras de mi ausencia azul,
lleva tus ojos a ese horizonte curvo
y leerás el mensaje mudo de una certeza.

©AnaAgudo 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

En ninguno de tus pasos








Debí guardarte
como un tesoro antiguo,
para evitar que tú mismo
rompieras este recuerdo.

Yo ya no habito
en ninguno de tus pasos.

©AnaAgudo  

lunes, 18 de noviembre de 2013

No quedó nada




Hoy me gritan las hojas en blanco
de esa libreta de mariposas.
Me gritan los poemas
que di por perdidos,
cuando aprendía a pintarte

con palabras.

Me sabe la boca
a hojas muertas,
no nos quedó nada
solo silencios eternos.

©AnaAgudo

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Dejo la luz encendida






Y ahora
qué haría yo sin tu recuerdo,
sin el recuerdo de tu risa,
sin la luz de tu mirada.
qué haría yo
en las tardes frías y oscuras de otoño,

sin el tacto de tu recuerdo.

Dejo la luz encendida,
siempre encendida
por si vuelves
y vuelven contigo los gorriones,
el olor a castañas asadas,
a rosquillas y buñuelos,
y tus manos calentitas,
tu palabra siempre dulce,
siempre impulso
y la gloria de tu abrazo perfumado.

Peino cada día tu recuerdo,
ventilo tus palabras,
acuno tus silencios
y vuelvo a caminar agarrada de tu mano,
me miro siempre en ti
y crezco..... Mamá.


©AnaAgudo 

domingo, 10 de noviembre de 2013

Resignación





La resignación
es la forma mas cobarde de perder,
es la renuncia a luchar,
es borrar la posibilidad,
es deshilachar un sueño
hasta dejarlo en harapos,
es anular un mañana,
dejar fría la mirada
y el hueco de un abrazo.


Desierto en los labios
y en la palabra.


©AnaAgudo

viernes, 8 de noviembre de 2013

Al verte




Al verte de nuevo deposité en ti
una mirada rota,
ahogada, sola,
infinitamente sola,
pero llena de ternura
y con un mundo de nostalgias.


©AnaAgudo

Ilustración Glen Preece

sábado, 2 de noviembre de 2013

El mensaje de mi mirada




























Señalo con un dedo
ese recuerdo,
justo ese,
perfilo lentamente su recorrido.

Ese viento cómplice y cálido
que se escondió en mi pelo,
como un fugitivo,
como tus caricias el día
de aquel recuerdo.

Mi gesto murió antes de iniciarse,
lo mismo que el mensaje
que para ti había en mi mirada.


©AnaAgudo