jueves, 29 de abril de 2010

AÑORANZAS


Me faltan tus palabras de amor
tanto como tus miradas de ayer.

Somos un sueño agonizando
en una noche de silencios (A.A.M.)

martes, 20 de abril de 2010

POEMA DE LA DESPEDIDA ..... JOSE ANGEL BUESA


Poema de la despedida

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

lunes, 12 de abril de 2010

AQUELLA PLAZA


Hoy mi memoria volvió la vista atrás
se paró en un instante, en un tiempo,
en silencio y de puntillas
he recorrido uno a uno los rincones
de aquella plaza,
aquella plaza que día tras día
me vio pasar, me vio crecer.

Te busco
entre todas las caras de esos niños
de mi memoria que jugaban y soñaban
con lágrimas de hoy te busco entonces;

vidas cruzadas en los mismos espacios
sin reparar siquiera en el lenguaje de las miradas,
esas miradas que hubiesen reconocido al instante
la perfecta armonía de dos almas
que siguieron buscándose en el tiempo. (A.A.M.)

miércoles, 7 de abril de 2010

CONFIRMO QUE EL FLECHAZO EXISTE


Confirmo que el flechazo existe. No pensaba salir, estaba muy muy cansada, aunque por otra parte, necesitaba despejar esta cabeza, me puse el abrigo, las botas y me marché a la calle, nunca pude imaginar que ocurriese, pero me crucé con esa mirada de ojos oscuros como la noche , un poco triste, un poco miedosa, un poco burlona, dificil de definir, pelo oscuro, desgarbadillo, muy delgado .
Sin darme cuenta se me pegó como una lapa yo intenté seguir a lo mío y no hacer caso, pero volvía la cabeza y esa mirada me atrapó el corazón. No se como, pero me escuché diciendo "¿quieres venir a casa? ". 

Y aquí estamos felices, él un chucho con mil razas a cuestas, gracioso, jugueton, que decidió instalarse en mi vida hace un año. Fué un flechazo . 

5/12/07 A.A.
M



(Dedicado a mi amigo Juanjo, siempre se empeña en empujarme a todo)